Please reload

Entradas recientes

Comfenalco Antioquia aumentará el pago de la cuota monetaria del subsidio familiar.

February 18, 2020

1/10
Please reload

Entradas destacadas

Compensación familiar no quiere pagar los platos rotos de la productividad

Foto: cortesía Asocajas 

 

Sobre las brechas de productividad ríos de tinta ha habido durante décadas en Colombia. Gremios, gobierno, empresas y academia tienen identificado el problema. Sin embargo, las soluciones no han llegado y los intentos con algunas reformas se han quedado cortos.

 

Y el problema sigue. Una de las visiones del problema se ha centrado en reducir los costos que implica generar empleo. Es decir, que a las empresas les sea menos onerosa la carga salarial y sus arandelas. Sobre eso han insistido entidades como Fedesarrollo y Anif, que reiteradamente sostienen que los costos laborales en Colombia afectan directamente la productividad y la formalidad.

 

Esta vez, Anif ha insistido en cambiar la manera como se apalanca el sistema de compensación familiar, que por ley es con un aporte de los empleadores, equivalente al 4% del salario de los trabajadores. La propuesta no es nueva y conduce a que sea el presupuesto público el que financie esa obligación.

 

Ante tal iniciativa, la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar, Asocajas, también ha reiterado la defensa de las cajas y la filosofía del sistema que conforman.

 

La presidenta del gremio, Adriana Guillén Arango, hace notar que el análisis de la productividad no puede reducirse al debate sobre los costos laborales, ya que tiene otras causas. Por eso pide una mirada integral al problema y el compromiso de gobierno, gremios, academia y trabajadores a hacer esa tarea.

 

Asocajas reconoce que es importante reducir el costo laboral, pero cuestiona la poca efectividad que tuvo la reforma tributaria de 2012 con ese propósito, ya que eliminar 13.5 puntos de aportes parafiscales correspondientes al Sena y Bienestar Familiar, tan solo impactó en 1.2 puntos la formalización empresarial y entre 1.2 y 2.2 puntos la tasa de informalidad laboral.

 

“Es cierto que es importante reducir el costo de crear empleo, pero también se debe ser cuidadoso al momento de decidir de qué costos prescindir, pues no podemos perder de vista la proporción del beneficio que se irradia de este aporte a 22 millones de personas y la imposibilidad actual de que sea asumido por el presupuesto público, como ocurrió en el caso de los aportes de ICBF y Sena”, comentó, Adriana Guillén Arango.

 

En 2019 las cajas de compensación recibieron cerca de $6 billones por concepto del 4% de las nóminas, recursos que apalancan la gestión. Y pagan con ello el subsidio monetario, que es una de las razones de la existencia del sistema.

 

Es parte de la contribución al bienestar de 22 millones de afiliados, el cual estaría en riesgo, advierte Asocajas, de eliminar la obligación en cabeza de los empleadores.

Tags:

Compartir Facebook
Compartir Twitter
Compartir Linkedin
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags