Buscar
  • Noticiero Económico Antioqueño

Reforma tributaria, aprobada, pero no resuelve todos los problemas


El gobierno nacional prevé un recaudo neto de $13.5 billones con la Ley de Crecimiento. Foto Cortesía

La aprobación por parte de la Cámara de Representantes de la ahora Ley de Crecimiento (Reforma Tributaria), dejó satisfecho al gobierno nacional porque así tendrá de dónde sacar recursos para financiar el gasto público y la inversión en el corto plazo.

Sin embargo, en el futuro cercano podría darse otra reforma tributaria de tipo estructural. En eso coincidieron Alejandro Torres, analista y docente del Departamento de Economía de la Universidad Eafit; Diego Cubillos Pedraza, socio Líder Business Tax de Deloitte, y el representante a la Cámara por Antioquia, Óscar Darío Pérez Pineda.

El texto aprobado incluye varias medidas con las que el gobierno nacional pretende reducir la desigualdad: devolución del IVA para el 20% de la población más pobre de Colombia, cerca de 2.8 millones de hogares; la reducción gradual de la cotización a salud de los pensionados de un salario mínimo del 12% al 4%; e incentivos adicionales a quienes generen empleo para los jóvenes entre los 18 y 28 años.

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla Barrera, manifestó que esta Ley tendrá un recaudo neto de $13.5 billones en 2020: impuesto de renta a personas de mayores ingresos, sobretasa al sistema financiero, IVA plurifásico en cervezas y gaseosas, y normalización tributaria aportarán $5.3 billones; más crecimiento económico $3.2 billones y menor evasión e implementación de la factura electrónica $5 billones.

Óscar Darío Pérez Pineda destacó tanto los que llamó conceptos sociales, como aquellos que dejaron las bases sentadas para lograr un crecimiento económico estable, atraer inversión extranjera, exportar más y perseguir la evasión y la elusión.

“En este gobierno no habrá más reformas tributarias, el efecto se mantendrá por mucho tiempo, esperemos que se consolide; pero el país sigue necesitando una reforma tributaria estructural, tiempo habrá, pero hay que estudiarlo con profundidad”, aseguró el representante.

Según Alejandro Torres, la reforma se tenía que hacer porque el gobierno contaba con esos recursos para financiar los gastos de 2019 y 2020.

Advirtió que fiscalmente hay algunos problemas. Porque inicialmente se dijo que el recaudo sería de $25 billones, luego que $14 billones y finalmente podría ubicarse entre $7 billones y $9 billones, pero sin tener en cuenta las exenciones del IVA y de los aportes a salud, entre otros.

“Desde mi perspectiva, no logra cubrir el faltante que tenemos en términos de gasto público, vamos a tener que seguir ajustando el gasto del gobierno en otras áreas y muy probablemente esta no será la última reforma tributaria que vamos a ver en este gobierno”, anotó Torres.

Por su parte, Diego Cubillos Pedraza, socio Líder Business Tax de Deloitte, aseguró que la presentación de otra reforma tributaria en los próximos años dependerá de cómo estén las finanzas del país. Pero con base en la aprobada, para 2020 y 2021 parece descartada una nueva.

Resaltó la normalización tributaria para que las personas que tengan activos no declarados, principalmente en el exterior, los legalicen, al igual que todo su patrimonio con un impuesto del 15% sobre esa base.

Consideró que si no se hubiera aprobado la Ley de Crecimiento, el gobierno habría tenido que recurrir a la Ley 1819 de 2016 que aplicó hasta el año pasado.

#Notas

0 vistas

© 2017 por Noticiero Económico Antioqueño            Síguenos:

  • Facebook icono social
  • SoundCloud Social Icon
  • Twitter Basic
  • YouTube Basic