Buscar
  • Noticiero Económico Antioqueño

¿Caben los venezolanos en el mercado laboral colombiano?


Los efectos causados por los migrantes venezolanos en el mercado laboral acaparan la atención de académicos, gobernantes y ciudadanos comunes en Colombia. Frente a esto, los analistas coinciden en que el escenario es ambiguo: no es totalmente positivo o totalmente negativo.

Desde algunos sectores se ha mencionado la importancia de insertar laboralmente a esta población; tal como en el caso del director de investigaciones de Corficolombiana, José Ignacio López, quien considera necesario acomodarlos en empleos formales en aras de ganar productividad, disminuir la informalidad y acelerar la expansión económica.

Lo cierto es que desde el punto de vista de otros expertos no es tan fácil que los macrosectores los absorban a todos. Según explicó el profesor de la facultad de administración de empresas de la Universidad CES, Jahir Gutiérrez, esta inclusión se ve compleja en una economía con bajos índices de contratación como la colombiana.

Hay una puja laboral

Si se tratase de hacer un cateo y conocer si representan una competencia para la mano de obra local, los economistas coinciden en que efectivamente se constituyen en una oferta más; por consiguiente, se presenta un abaratamiento en los salarios y una presión adicional en los índices de desocupación.

Además, no todos cuentan con documentos de permanencia, por esa razón se enganchan más rápidamente en las áreas cuya demanda formativa es menor. Esto repercute en una merma de ingresos y calidad de vida en los ciudadanos que viven del “rebusque”, expuso Gutiérrez.

Según el vicepresidente de la Colonia Venezolana en Colombia (Colvenz), Toni Vitola, toda migración representa una oportunidad en los países receptores. Y aunque reconoce la complejidad hasta para los colombianos a la hora de obtener una vacante, él cree en los aportes que podrían hacer sus coterráneos en campos como la salud y la educación.

Todo dependerá de cómo se distribuya la fuerza laboral migrante. En el caso de Chile, aprovecharon a los médicos para cubrir un déficit de esos profesionales en zonas rurales. En Colombia, por ejemplo, están cubriendo la mano de obra faltante para la recolección de café, agregó.

Colombia es la muestra

La inserción de los bolivarianos es viable, opinó el coordinador del Grupo de Estudios Macroeconómicos de la Universidad de Antioquia, Mauricio López “y se ha ido proyectando aun sin contar con todos los mecanismos legales para una vinculación formal”.

Al consultarle si existe un ejemplo exitoso frente a la incorporación de los migrantes en Latinoamérica, el especialista hizo hincapié en que muy probablemente Colombia sea el caso de estudio para los vecinos. Esto debido a su amplia frontera común con Venezuela.

El profesor López se mostró de acuerdo con Vitola respecto a la calidad formativa en muchos de los migrantes. Por eso—explicó—muchos comentan que con ellos se ganaría más productividad.

El vicepresidente de Colvenz resaltó que es vital contar con un programa integral para darle manejo a la población venezolana y a la retornada, “es algo que no depende únicamente del gobierno nacional”. Por eso, observa preocupado la no inclusión de este plan en los discursos de candidatos a la Alcaldía de Medellín.

Los cálculos de este colectivo indican que, para finales de 2019, la cifra de migrantes bolivarianos en Colombia podría llegar a 2.2 millones. En Antioquia, los subregistros arrojan la presencia de 145.000 y, de esos, 105.000 están en Medellín.

Últimas cifras

Es preciso recordar que la tasa de desempleo de los migrantes venezolanos que llegaron a Colombia en los últimos 12 meses fue del 19.2%, según informó el Dane.

En Colombia, de acuerdo con esta misma medición, hay 1.6 millones de estos migrantes, que corresponden al 3.4% del total de la población nacional y, de esos, 773.000 vivían en su país hace 12 meses. En ese sentido, la tasa global de participación total en la métrica del Dane fue del 63.7% entre agosto de 2018 y julio pasado.

"lo que sí es importante reconocer es que la presión, es decir el interés que tiene la población migrante venezolana de formar parte de la población ocupada en el país, es porcentualmente más alto que el de los colombianos", expuso el director del Dane, Juan Daniel Oviedo.

"Ellos por su perfil demográfico y por su perfil etario al estar más capacitados y al estar concentrados entre los 25 y los 40 años, necesitan trabajar y eso se refleja a través de la tasa global de participación que es 10 puntos superior a la de los colombianos", aseveró.

El director dilucidó además que los bolivarianos totalizan aproximadamente el 1.5% de la población ocupada del país. "Los ocupados informales migrantes corresponden al 1.1% (del total). La gran mayoría, el 90% del empleo que se les están brindando a los migrantes venezolanos, es de carácter informal pero no necesariamente es precario", subrayó.

Indicó que lo que prevalece en cuanto a informalidad no son las ventas ambulantes sino otros fenómenos como empleos informales en locales fijos u oficinas, en salas de belleza, en restaurantes, en hoteles y en establecimientos de comercio.

"Buena parte de la población migrante que nosotros estamos identificando dentro del volumen de ocupados se encuentra en las actividades de comercio, hoteles y restaurantes", mencionó.

#Notas

0 vistas

© 2017 por Noticiero Económico Antioqueño            Síguenos:

  • Facebook icono social
  • SoundCloud Social Icon
  • Twitter Basic
  • YouTube Basic