Buscar
  • Noticiero Económico

Todos merecemos una buena casa


Durante años hizo carrera en nuestras familias y en el modo de ser la aspiración de contar con un "ranchito", expresión muy colombiana o quizá muy antioqueña para significar el apego por la casa y más en concreto la aspiración del ser humano por disponer de un lugar que lo acoja. Bajo ese criterio quizá la sociedad se levantó entre marcadas diferencias por las posibilidades de unos de edificar una casa lujosa y los otros con la certeza de conseguir una vivienda donde guarecerse. En esto han jugado toda clase de intereses y ni si diga del estamento político que ha tenido como slogan de campaña el promover y prometer siempre mas viviendas o su mejoramiento. El mensaje que dejó en Cartagena el presidente del BID, Luis Alberto Moreno Mejia en la reciente asamblea de Camacol nos debe invitar a la reflexión sobre lo que se está haciendo, sin promesas y con realidad, para que vamos superando los cinturones de miseria tanto de las ciudades como del campo donde son menos visibles. Que las familias cuenten con una casa decente, que no le entre la lluvia y que sirva de refugio y de calor para el entorno familiar, son apenas ideas y esperanzas para tener una patria mejor. Que no tengamos tantos barrios donde las carencias se vuelven habituales. Espacios bien ordenados, limpios y con urbanismo son peticiones que no rayan en la extravagancia. Un espacio cómodo para vivir debe ser siempre una aspiración humana y un punto de apoyo para edificar una sociedad con menos desigualdades.

#Lupa

0 vistas

© 2017 por Noticiero Económico Antioqueño            Síguenos:

  • Facebook icono social
  • SoundCloud Social Icon
  • Twitter Basic
  • YouTube Basic